Reutilizando residuos en la industria vitivinícola

0

Cuando no son motivo de preocupación, los residuos industriales sirven para la reflexión. Cuando fabricar algo implica generar otra cosa que podría servirle a otros, ¿es realmente un desecho? ¿Podría haber una manera de Reutilizar o Reciclar?

La Granilla

En Italia, el viejo dicho “la basura de unos, es el tesoro de otros”, tomó una nueva dimensión. Un grupo de investigadores de la Universidad de Bologna desarrolló un sistema para transformar los residuos de la industria vitivinícola en distintos productos químicos.

La granilla, una combinación de piel y semillas de uva que queda luego de extraerles el jugo, suele ser re-destilada para hacer otras bebidas como grapa.

El nuevo sistema, en cambio, plantea un proceso de intervención de la granilla en el que se aprovecha su potencial para generar varios productos. En primer lugar, se la trata con una forma de dióxido de carbono para obtener polifenoles y azúcar.

Después, bacterias que viven en ausencia de oxígeno transforman el subproducto en ácidos grasos que también son valiosos para la industria. El residuo sólido del final es sometido a otro tratamiento microbiano y genera metano, y el líquido se vuelve a fermentar con bacterias para generar materiales biodegradables similares al plástico.

Todo esto se genera en una única línea de producción integrada, lo que resulta en un proyecto mucho más viable económicamente para las industrias.

Los investigadores dicen que hasta ahora sólo han mostrado una estrategia de biorefinería, solucionando el debate de usar recursos alimenticios para hacer combustible ya que destina el recurso a la industria alimentaria y también genera biogás, demostrando que, a veces, todo sí se puede.

El objetivo sería valorizar el ciclo al 100% para que las bodegas puedan obtener la mayor ganancia posible procesando lo que de otra manera tirarían.

Otros productos que se obtienen de los desperdicios de la Uva

La uva es una fruta muy versátil que se puede utilizar para hacer una gran variedad de productos. Aceite de semilla de uva, harina de pepitas de uva, infusiones y envases biodegradables son solo algunos de los productos que se pueden obtener de esta fruta.

Aceite de semilla de uva

El aceite de semilla de uva es un aceite muy nutritivo que se puede utilizar para cocinar o para hacer masajes. Es rico en ácidos grasos omega6 y omega9, así como en vitamina E, lo que lo hace ideal para cuidar la piel y el cabello.

Harina de pepitas de uva

La harina de pepitas de uva se obtiene de las semillas de la uva. Es un ingrediente perfecto para añadir a postres y batidos, ya que aporta un sabor dulce y delicado. Además, es rica en fibra, vitaminas y minerales.

Infusiones y Tés

Las infusiones de uva son muy populares, ya que son deliciosas y muy refrescantes. Se pueden hacer con la piel de la uva, aunque también sirven las flores de la uva, y son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales.

Envases biodegradables

Los envases biodegradables de uva son una gran opción para aquellas personas que quieren reducir su impacto ambiental. Se pueden utilizar para guardar alimentos o para hacer productos de limpieza, como detergentes o desengrasantes. Es posible crear recipientes biodegradables utilizando los desechos del racimo de la uva obtenidos del proceso de elaboración del vino.

 

Califica este artículo

Dragón de Luz