Dragón de Luz
Un blog de Ecología y Cultura
¿Sabías que sacar las estrellas de mar fuera del agua puede ser peligroso para ellas? Aprende cómo contribuir al cuidado de las estrellas de mar y de todo el ecosistema marino.
¿Sabes cuál es la diferencia entre reutilizar y reciclar? Te explicamos por qué es importante la diferencia entre ambas y por qué debemos llamar las cosas por su nombre.
Toda la verdad sobre el reciclaje y almacenamiento de pilas usadas, aprende cómo desecharlas de forma responsable para evitar la contaminación del suelo y el agua.
ceniza para hacer sosa caústica

¿Cómo hacer sosa cáustica con cenizas?

Si eres un apasionado de la cosmética artesanal, probablemente sepas que la sosa cáustica es uno de los ingredientes más importantes para elaborar jabones.

Aunque hoy en día se puede obtener sosa cáustica industrialmente, en la antigüedad se utilizaba un método mucho más sencillo: utilizando cenizas de madera.

Me motivé a escribir este artículo debido a que quería hacer jabones este verano, y luego descubrí que en Perú ya no se puede comprar soda caústica libremente como antes.

Hace falta un montón de permisos y es un trámite complejo que para un par de kilos de jabón no vale la pena, así que recordé el método antiguo que utilizaba mi abuela gallega durante la segunda guerra mundial para hacer jabones en casa.

¿Cómo se elaboraban los primeros jabones?

Las civilizaciones antiguas, como los egipcios, los romanos y los griegos, utilizaban la ceniza de madera para producir sosa cáustica y otros productos químicos.

En aquellos tiempos, la sosa cáustica era un producto muy valioso. La obtención de sosa cáustica a partir de cenizas de madera era un proceso relativamente simple y accesible, ya que la madera era un recurso abundante y la tecnología necesaria era rudimentaria.

El proceso de obtención de sosa cáustica a partir de cenizas se basa en la quema de la madera para producir ceniza, que contiene una cantidad significativa de carbonato de potasio.

Al mezclar la ceniza con agua y filtrar la solución resultante, se obtiene hidróxido de potasio, que se puede convertir en sosa cáustica al añadirle hidróxido de calcio o cal.

Este método de obtención de sosa cáustica a partir de cenizas de madera fue ampliamente utilizado hasta el siglo XIX, cuando se desarrollaron procesos industriales más eficientes y rentables para la producción de sosa cáustica.

Sin embargo, todavía hay personas que prefieren utilizar métodos artesanales y tradicionales para obtener sosa cáustica a partir de cenizas de madera para sus proyectos de jabones y otros productos caseros.

En este artículo, te explicaremos paso a paso cómo se obtenía la sosa cáustica en la antigüedad, utilizando materiales y herramientas que se pueden conseguir fácilmente en la actualidad.

«Antes de continuar me gustaría aclarar que la sosa caústica es una sustancia corrosiva que puede causar graves daños en la piel si no se manipula con cuidado.»

29

Cómo funciona el proceso de obtención de sosa cáustica con cenizas

Mia abuela vivía en un pueblo pequeño de la costa norte de españa y en esa época todo el mundo tenía cocinas de leña, así que ella recolectaba las las cenizas de las cocinas de familiares o vecinos a cambio de jabones, un producto que escaseaba por la guerra en curso, también por medio de trueques obtenía la grasa del cerdo y con eso hacía sus jabones los cuales canjeaba por cualquier producto que necesitaran en casa.

Así hoy te voy a contar cómo obtener sosa cáustica a partir de cenizas, y si te animas podrás hacer luego tus propios jabones. Necesitarás los siguientes materiales:

Cenizas de madera

Pueden ser de cualquier tipo de madera, pero las mejores son las de haya o roble.  En general, se pueden utilizar todo tipo de cenizas de madera para la obtención de sosa cáustica, incluyendo aquellas que contienen restos de grasa de la parrilla. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la cantidad y calidad de la sosa cáustica obtenida puede variar dependiendo del tipo de ceniza utilizada.

Las cenizas más blancas y finas que provienen de maderas duras, como la haya o el roble, contienen una mayor cantidad de carbonato de calcio, lo que puede hacer que el proceso de obtención de la sosa cáustica sea más difícil o requiera ajustes en el proceso. Sin embargo, esto no significa que estas cenizas no sean adecuadas para la obtención de sosa cáustica. De hecho, las cenizas de maderas duras pueden proporcionar una sosa cáustica de mayor calidad y pureza debido a la menor cantidad de impurezas presentes en la madera.

Por otro lado, las cenizas más oscuras y gruesas, que provienen de maderas más blandas como el pino o el abeto, suelen contener una mayor cantidad de carbonato de potasio, lo que facilita la obtención de la sosa cáustica.

En cualquier caso, es recomendable utilizar cenizas de madera limpia, sin restos de plásticos, metales u otros materiales que puedan contaminar la sosa cáustica. También es importante tamizar las cenizas antes de utilizarlas para eliminar los residuos más grandes y obtener un polvo fino y homogéneo.

Agua

Preferiblemente agua de lluvia o destilada, ya que el cloro del agua potable puede interferir en el proceso.

¿Puedo utilizar agua potable en lugar de agua destilada?

Sí, puedes utilizar agua potable, pero ten en cuenta que el cloro presente en el agua puede interferir en el proceso de obtención de la sosa cáustica. Si quieres obtener una sosa cáustica de mayor pureza, es recomendable utilizar agua destilada o agua de lluvia.

Un recipiente de vidrio o cerámica resistente al calor

No uses recipientes de plástico o metal, ya que pueden reaccionar con la sosa cáustica.

Para la obtención de sosa cáustica, se necesita calentar la solución de ceniza y agua a una temperatura alta, alrededor de los 80-90 grados Celsius. Por lo tanto, es importante utilizar un recipiente de vidrio o cerámica resistente al calor que pueda soportar estas temperaturas sin romperse ni agrietarse.

Generalmente, los recipientes de vidrio o cerámica que se utilizan en la cocina, como los de Pyrex o cerámica refractaria, pueden soportar estas temperaturas sin problemas. Sin embargo, es recomendable leer las instrucciones del fabricante del recipiente para asegurarse de que sea apto para altas temperaturas y evitar cualquier riesgo de rotura o fisuras que puedan comprometer el proceso.

¿Qué pasa si utilizo un recipiente de plástico o metal en lugar de vidrio o cerámica?

Los recipientes de plástico o metal pueden reaccionar con la sosa cáustica, lo que puede afectar la pureza y calidad de la sosa cáustica que estás produciendo. Es importante utilizar un recipiente resistente al calor que no reaccione con la sosa cáustica para garantizar la seguridad y calidad del proceso.

Filtro de café o tela

Para filtrar las cenizas. Si vas a hacer una cantidad considerable los filtros de café pueden resultar insuficientes, especialmente si se desea producir grandes cantidades de sosa cáustica. En estos casos, se pueden utilizar otros tipos de filtros más grandes y resistentes.

Una opción es utilizar una tela resistente al calor, como una tela de algodón o de lino, que se pueda fijar a un marco de madera o aro metálico para hacer un filtro. Es importante asegurarse de que la tela no contenga fibras sintéticas o plásticas que puedan derretirse o contaminar la solución de ceniza.

Otra opción es utilizar un filtro de café de tamaño industrial, diseñado específicamente para filtrar grandes cantidades de líquidos. Estos filtros suelen estar hechos de materiales más resistentes, como papel kraft, y pueden filtrar grandes cantidades de ceniza con mayor eficacia.

En cualquier caso, es importante tener en cuenta que el filtro utilizado debe ser lo suficientemente resistente y eficaz para garantizar la eliminación de todas las impurezas y partículas de ceniza antes de utilizar la solución de sosa cáustica en la elaboración de jabones u otros productos.

Precauciones antes de iniciar el proceso

Antes de empezar a trabajar en la obtención de sosa cáustica a partir de cenizas de madera, es importante tener en cuenta algunas consideraciones sobre el espacio de trabajo.

En primer lugar, es recomendable realizar esta actividad al aire libre o en un lugar bien ventilado, ya que durante el proceso de filtrado de la solución de ceniza y agua se puede liberar dióxido de carbono y otros gases. Si se realiza en un lugar cerrado o mal ventilado, estos gases pueden acumularse y representar un riesgo para la salud.

También es importante contar con una superficie de trabajo resistente al calor, ya que la solución de ceniza y agua se calienta a altas temperaturas. Es recomendable utilizar una estufa de camping o un quemador portátil al aire libre o en un área bien ventilada y proteger la superficie de trabajo con un material resistente al calor, como una plancha de acero inoxidable o una baldosa refractaria.

Además, se recomienda utilizar guantes, gafas de protección y ropa adecuada para evitar quemaduras y otros riesgos asociados con la manipulación de líquidos calientes y soluciones corrosivas.

En general, se debe tomar precauciones y utilizar el equipo de protección adecuado para evitar cualquier riesgo durante el proceso de obtención de sosa cáustica a partir de cenizas de madera.

Pasos para la obtención de la sosa caústica

Una vez que tengas los materiales, y cumplas con las recomendaciones de seguridad sigue estos pasos para obtener la sosa cáustica:

  1. Prepara las cenizas: coloca las cenizas en un recipiente y añade agua suficiente para humedecerlas. Después de agregar el agua a las cenizas, es importante dejar reposar la mezcla durante aproximadamente una hora para que se asienten las partículas más gruesas. De esta manera, el filtrado será más fácil y eficiente.
  2. Filtra las cenizas: utiliza un filtro de café o una tela para filtrar las cenizas y separar el líquido de la parte sólida.
  3. Hierve el líquido: coloca el líquido filtrado en un recipiente resistente al calor y ponlo a hervir a fuego medio. Cuando se hierve la mezcla, es importante llevarla a punto de ebullición y mantenerla así durante al menos una hora. Esto es necesario para que los componentes se mezclen adecuadamente y se forme la sosa cáustica. El líquido se volverá cada vez más oscuro y espeso.
  4. Deja reposar el líquido: una vez que el líquido ha hervido durante unos minutos, déjalo reposar durante varias horas. Esto permitirá que las impurezas se depositen en el fondo del recipiente. El resultado final es un líquido de aspecto ligeramente turbio, similar al color del té débil. La textura es líquida y no pastosa.
  5. Separa la sosa cáustica: una vez que el líquido ha reposado durante varias horas, podrás ver una capa de sosa cáustica en la parte superior del líquido. Separa la sosa cáustica con cuidado utilizando una cuchara o un colador. Para identificar la capa de sosa cáustica en la superficie, se puede observar una fina película de aspecto aceitoso y brillante, que flota en la superficie. Esta capa también puede tener un ligero tinte amarillo o marrón. Es importante no tocarla ni inhalarla, ya que puede ser peligrosa y causar irritación en la piel y las mucosas.
  6. Lava la sosa cáustica: Es importante tomar precauciones de seguridad y usar guantes de goma para evitar el contacto con la piel. Para lavarla, se puede agregar agua gradualmente, revolviendo constantemente para evitar que se caliente demasiado y para que se diluya la sosa cáustica en el agua. Una vez que se ha agregado suficiente agua, se puede dejar reposar la mezcla hasta que se enfríe y se asiente cualquier partícula restante. Luego, se puede filtrar la solución para obtener la sosa cáustica limpia y segura de usar en proyectos de jabones u otros productos caseros. Deja que se seque al aire libre antes de utilizarla.

¿Cómo puedo saber si la sosa cáustica que he obtenido es de buena calidad?

Para saber si la sosa cáustica que has obtenido es de buena calidad, puedes hacer una prueba colocando una pequeña cantidad en un recipiente con agua. Si la sosa cáustica se disuelve rápidamente y sin dejar residuos, es de buena calidad. Si tarda en disolverse o deja residuos, es posible que contenga impurezas.

Aprende con precaución

Hacer jabones artesanales es uno de mis hobbies favoritos, pero requiere manipular materiales que pueden ser peligrosos. La elaboración de sosa cáustica con cenizas es una alternativa sencilla y económica para obtener este importante ingrediente en la elaboración de jabones. Sin embargo, es importante seguir las medidas de seguridad necesarias y utilizar los materiales adecuados para evitar accidentes y obtener una sosa cáustica de calidad.

Si eres principiante en la elaboración de jabones, te recomendamos buscar más información y consejos en línea o en libros especializados antes de comenzar a utilizar la sosa cáustica en tus recetas.

¡Déjame tus comentarios!

Si te ha gustado este artículo y te ha sido útil, déjanos tus comentarios y cuéntanos tu experiencia con la obtención de sosa cáustica con cenizas. No olvides compartir este artículo en tus redes sociales para que más personas puedan conocer este proceso antiguo y sencillo para obtener sosa cáustica.

Compartir en:

Autor del post:

Buscador del Blog:

Datos Interesantes
En 2023, WWF lideró la iniciativa para establecer un programa global de recuperación de especies en peligro de extinción.

Dragón de Luz © 2023. Todos los Derechos Reservados

Diseño web: SantosGuerra.com

Dragón de Luz