Dragón de Luz
Un blog de Ecología y Cultura
¿Sabías que sacar las estrellas de mar fuera del agua puede ser peligroso para ellas? Aprende cómo contribuir al cuidado de las estrellas de mar y de todo el ecosistema marino.
¿Sabes cuál es la diferencia entre reutilizar y reciclar? Te explicamos por qué es importante la diferencia entre ambas y por qué debemos llamar las cosas por su nombre.
Toda la verdad sobre el reciclaje y almacenamiento de pilas usadas, aprende cómo desecharlas de forma responsable para evitar la contaminación del suelo y el agua.

Explorando las Fascinantes Salineras de Maras en Perú

¿Alguna vez has soñado con sumergirte en la rica historia y cultura de una civilización antigua, mientras te maravillas con un paisaje natural tan impresionante que te deja sin aliento?

Eso fue exactamente lo que experimenté durante mi visita a las Salineras de Maras, en la región de Cusco, Perú. Es un lugar donde la historia, la cultura, y la geología se entrelazan para ofrecer una experiencia turística inigualable.

Te invito a acompañarme en este recorrido por las Salineras de Maras que realicé durante la pandemia en mi viaje a cusco junto a mi esposa.

Las salinas de maras son una joya escondida en las alturas andinas de Perú, donde la tradición milenaria de extracción de sal se fusiona con el impresionante paisaje del Valle Sagrado de los Incas. Prepárate para un viaje que te llevará a través de la historia, la cultura y la belleza natural de uno de los destinos turísticos más singulares de Sudamérica.

Las salinas de Maras son pozos que pertenecen a las familias del pueblo de maras.

Permíteme llevarte a un lugar que combina la belleza natural con la maravilla de una tradición que ha perdurado durante miles de años. Un lugar que, estoy seguro, despertará tu curiosidad y acentuará tu amor por los viajes, así como lo hizo conmigo.

La magia de Maras

Mi aventura comenzó en Cusco, la antigua capital del imperio Inca y un lugar que rezuma historia y cultura. Desde aquí, me dirigí hacia el Valle Sagrado, un lugar que ha sido bendecido con un paisaje sobrecogedor y una rica herencia cultural. Y allí, incrustada en las laderas de las montañas andinas, descubrí las Salineras de Maras.

Este paisaje de ensueño, compuesto por más de 3,000 estanques o terrazas de sal, es simplemente asombroso. Estos pequeños pozos se llenan con agua salada que brota de un manantial subterráneo. Cuando el agua se evapora bajo el intenso sol de los Andes, deja tras de sí cristales de sal que se recolectan y se venden. Este proceso ha sido utilizado en Maras desde tiempos preincaicos, lo que hace que este lugar sea un verdadero testimonio viviente de la historia.

Entre tradición y modernidad

Pero las Salineras de Maras no son solo un hito geológico e histórico. También son un vínculo vital con el presente. Cada uno de los pozos de sal es propiedad de una familia local, y la tradición de trabajar en las salinas se pasa de generación en generación. Tuve la oportunidad de hablar con algunos de los trabajadores, quienes me contaron cómo este valioso recurso ha sostenido a sus familias durante siglos.

Este equilibrio entre la tradición y la modernidad es lo que hace de las Salineras de Maras un lugar tan especial. Puedes sentir la historia en cada grano de sal, y al mismo tiempo, puedes ver cómo esta antigua práctica continúa prosperando en el mundo moderno. Es una verdadera lección de sostenibilidad y resiliencia.

 

¿Puedes comprar sal de las Salineras de Maras?

Sí, puedes comprar sal directamente de las familias que trabajan en las salinas. La sal es de alta calidad y se utiliza tanto para cocinar como para fines medicinales. Aunque te recomiendo que la compres en el pueblo de Maras donde también encontrarás otros productos interesantes.

El encanto del Pueblo de Maras

En el pueblo de maras le tomé una foto a este niño en una de las tiendas donde fuimos a comprar.

Antes de llegar a las salineras, es probable que pases por el pequeño pueblo de Maras. Este tranquilo lugar, que solía ser un importante centro de descanso para los nobles incas, es un destino en sí mismo.

Las calles de Maras están llenas de encanto y autenticidad, con casas que aún conservan los escudos coloniales españoles en sus fachadas, un recordatorio de su rica historia.

Imagínate despertar cada mañana y encontrar este paisaje del otro lado de la ventana.

Mientras exploraba las calles adoquinadas, me encontré con vendedores locales vendiendo productos hechos de la sal de Maras, desde jabones y lociones hasta chocolates y otros alimentos.

También tuve la oportunidad de probar choclo con queso, un delicioso bocadillo local hecho de maíz y queso fresco.

Maras es un lugar ideal para sumergirse en la vida local y disfrutar de la tranquilidad antes o después de una visita a las salineras.

El legado de la sal: desde la época preincaica hasta la actualidad

La sal ha sido un recurso vital durante miles de años, y las Salineras de Maras son un testimonio de su importancia. La explotación de la sal en Maras se remonta a la época preincaica, cuando los antiguos peruanos descubrieron que podían recolectar la sal que se formaba en los estanques de evaporación.

Se este hueco en la montaña sale el agua que se evapora y deja la sal.

Durante el período incaico, la sal de Maras se convirtió en un producto valioso y se utilizó para fines alimenticios, medicinales y rituales. Los incas construyeron un sistema de canales para dirigir el agua salada hacia los pozos, un sistema que todavía se utiliza hoy en día.

 

El comercio de la sal fue un factor importante en el desarrollo de las culturas andinas, y las Salineras de Maras desempeñaron un papel crucial en este aspecto. Hoy en día, los descendientes de estas culturas continúan con la tradición, manteniendo vivo el legado de sus antepasados.

Los sacos de sal almacenados previo a ser comercializados.

Visitar las Salineras de Maras es como hacer un viaje en el tiempo, una oportunidad para comprender cómo las culturas antiguas aprovechaban los recursos naturales y para apreciar cómo estas tradiciones han perdurado a través de los siglos. Es un recordatorio de que, aunque los tiempos cambien, hay cosas que permanecen constantes, como la importancia de la sal y el ingenio humano para obtenerla.

Te dejo unas notas del viaje:

Tenía algunas dudas antes del viaje y me di cuenta que casi todo el mundo tiene estas mismas preguntas.

¿Cómo llegar a las Salineras de Maras?

Desde Cusco, las Salineras de Maras se encuentran a aproximadamente una hora y media en auto. Puedes contratar un tour privado, tomar un taxi, o incluso un autobús local. Si te sientes aventurero, también puedes alquilar una bicicleta y disfrutar del pintoresco recorrido, pero vas a pedalear como todo un campeón jejeje.

¿Es posible experimentar el mal de altura?

Las Salineras de Maras están situadas a más de 3,000 metros sobre el nivel del mar. Esto significa que es posible experimentar soroche o mal de altura. Te recomendaría que te aclimates en Cusco o en el Valle Sagrado antes de tu visita.

¿Cuál es la mejor época para visitar las Salineras de Maras?

La mejor época para visitar las Salineras de Maras es durante la estación seca, que va de abril a octubre. Durante estos meses, el clima es más predecible y hay menos probabilidades de lluvia.

 

La importancia de las Salineras de Maras

Después de este increíble viaje, me quedé pensando en la importancia de lugares como este. Su existencia a lo largo de miles de años es un testamento a la capacidad humana de adaptarse y prosperar en armonía con la naturaleza.

Pero también me hizo reflexionar sobre nuestra responsabilidad de proteger estos sitios únicos y garantizar su supervivencia para las futuras generaciones.

25¿Y tú, qué piensas? ¿Cómo podemos asegurarnos de que lugares como las Salineras de Maras continúen prosperando y estén disponibles para que los disfruten las futuras generaciones?

Me encantaría leer tus pensamientos y opiniones. Deja un comentario abajo y comparte este artículo en tus redes sociales para que más personas puedan aprender sobre las maravillosas Salineras de Maras. ¡Hasta la próxima aventura!

Compartir en:

Autor del post:

Buscador del Blog:

Datos Interesantes
En 2011, Greenpeace trabajó para detener la construcción de la central nuclear de Belene en Bulgaria, lo que llevó a la cancelación del proyecto.

Dragón de Luz © 2023. Todos los Derechos Reservados

Diseño web: SantosGuerra.com

Dragón de Luz